El año pasado empecé a conocer más acerca de la ley de la atracción, de que se trataba y cómo podía usarla a mi favor, pero mi duda era si realmente funcionaba. Por lo que decidí probarla y poner en práctica todos los consejos que leía o veía.

Lo primero que quise manifestar fue un trabajo, quería trabajar cerca de mi casa, con horario de lunes a viernes, buen salario y que me permitiera seguir estudiando, ya que estoy sacando una maestría. Inicié con las meditaciones guiadas y visualizando con detalle como quería mí trabajo. Luego con las cartas que al final se convirtió en mi método favorito. Y lo logré, dure 2 meses en manifestar mi deseo y fue hasta mejor de lo que pedí.

Curiosamente este año volví a intencionar un trabajo, hice la carta de manifestación (que si deseas saber más, te dejo acá una entrada con tres métodos para manifestar tus deseos), especifique que deseaba y como lo deseaba, fui muy específica y clara con lo que quería. ¿Y adivinen que paso? Sí, me llamaron para una entrevista laboral, para un puesto que me encanta y está vez dure igual los dos meses.

Para alguien puede ser mucho o poco tiempo, pueden decir que fue suerte o que de todas maneras iba a pasar. Pero les aseguro que paso por que lo intencioné, confié en que ya estaba hecho y lo solté.

Que tu sueño sea más grande que tus miedos

¿Qué podemos hacer para que la ley de la atracción nos funcione?

  • Me he dado cuenta que lo que me funciona es comportarme como si ya tuviera ese deseo en mi realidad. Cuando vi la oferta laboral dije «Ese puesto tiene mi nombre y apellido» a partir de ahí actualice mi cv, envié mi información y guarde el número del encargado en mi celular como un contacto más. Y me llamaron a la semana, fui a entrevista, a la cual fui muy confiada, en la mañana antes de salir agradecí por el puesto y la oportunidad, y al día siguiente en la tarde me llamaron para ofrecerme el puesto.
  • Suelto el querer controlar todo, al inicio esto fue difícil para mí, pero aprendí a confiar, si mi mente cree en eso, es porque hay una realidad ya formada con mi deseo, por lo que debo esperar a que se manifieste y tomar acción. Este puesto no se publicó, un compañero de la universidad me paso el dato y yo hice mi parte. El universo sabe cómo hacerte llegar las cosas, solo debemos estar atentos.
  • Y creo que el más importante es agradecer, el que agradece merece, agradecer por todo, por tu momento presente, porque respiras, porque confías, porque sabes que todo se va a acomodar. Cuando aceptamos en el lugar que estamos y agradecemos el aprendizaje, el universo nos empieza a dar más de lo bueno que tenemos. Yo agradecía que podía dormir más, que a pesar de la situación tengo alimentos y amigos y agradecía porque el proceso iba a ser rápido y fluido.

Por eso sé que la ley de la atracción funciona, porque atraemos en lo que nos enfocamos, nuestros pensamientos crean nuestra realidad, nos mandan señales para nosotros tomar acción. Así que cuidado con lo que piensas, procura amor y prosperidad. Y espero que descargues el manual de manifestación, en el te doy más tips acerca como podemos manifestar nuestros deseos y cinco diferentes métodos para lograrlo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *